jueves, 5 de noviembre de 2015

En Canonical están muy locos

Primero quisieron hacer un Ubuntu Edge, un teléfono móvil de alta gama, híbrido (con Ubuntu y Android). Para ello pedían patrocinio por valor de 32 millones de dólares de los cuales consiguieron unos 12 y ahí quedó la cosa. Que no es poca cosa porque casi 13 millones de dólares son muchos dólares uno detrás de otro. Posiblemente establecieron un record pero nunca llegaron a cobrarlos porque no se alcanzó la meta.

Pero el sistema operativo Ubuntu para móviles siguió avanzando y, finalmente, convencieron a un para de fabricantes para que sacaran equipos con Ubuntu Touch, que así se llama la criatura.

Pero estos móviles, especialmente los BQ no son móviles con unas especificaciones grandiosas. Más bien se pueden clasificar como gama media lo cual, vistos los objetivos de Ubuntu Touch, pudiera ser suficiente. Al fin y al cabo Linux puede adaptarse perfectamente a máquinas sin mucha potencia.

No me cabe la menor duda de que en Canonical el entusiasmo les desborda y son inasequibles al desaliento. Personalmente creo en el software libre y estoy dispuesto siempre a apoyar iniciativas de desarrollo colaborativo y abierto.

Pero aquí, Canonical se ha metido en una liga con equipos ya muy grandes. Es cierto que todos, cuando empezaron, eran poca cosa. No olvidemos los comienzos de Android, por ejemplo. Así que va a necesitar mucho fuelle para meterse en la competición, si puede llamarse así.

Y lo digo con dudas, porque el desarrollo de Ubuntu (de cualquier software abierto) no entra necesariamente en el tema "competición". Linux está ahí, sin necesidad de competir con nada. Casi todo Internet se basa en servidores corriendo Linux. Android mismo es Linux aunque remozado con una capa de software de complicado futuro. Existen millones de usuarios de Linux, la mayoría enormemente entusiastas, como el que escribe. Pero, en todo caso, el desarrollo de un sistema operativo móvil necesita el apoyo de una masa crítica de usuarios.

¿Llegará a triunfar Ubuntu para móviles? Puede que si, entendiendo como triunfar no necesariamente tener el mayor número de usuarios. En todo caso, tiene todo el potencial.

Pero lo que no tiene ahora mismo Ubuntu para móviles son aplicaciones realmente útiles y bien construidas. Y eso se nota. Mucho.

Tienes un móvil (vale que un gama media y tal) pero no puedes hacer grandes cosas con él. Te falta de casi todo.

Creo que Canonical se lanzó al campo de juego para acelerar las cosas. Eso quiero creer, en realidad.

Quiero creer que su objetivo inmediato es que tanto los PCs como los dispositivos móviles puedan correr el mismo software. La convergencia, amigos y amigas... ese es el punto.

¿Y estamos ya al borde de llegar a ello?

Eso parece. Hay demasiada expectación para la próxima actualización, prevista para el 18 o 19 de noviembre. La ya famosa OTA 8 que podría traer importantes avances en este sentido.

La esperanza nunca se pierde. Y estos ingenieros de Canonical pueden dar aún buenas sorpresas.

Seguiremos informando.


Agregar a una de tus revista de Flipboard.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada